Para los buenos momentos, GRATITUD. Para los malos, ESPERANZA. Para cada día una ILUSION y siempre, siempre... FELICIDAD. ¡Feliz Navidad y que el nuevo año haga realidad tus sueños!

Buscar en este blog

lunes, 30 de noviembre de 2015

Las tradiciones navideñas más curiosas de España

Aunque el número de tradiciones es igual a los rincones españoles, a continuación podéis ver una selección que no deberías perderte por su especial singularidad.

1.      Las Uvas en la Puerta del Sol (Madrid)
Todos los españoles han visto alguna vez la Puerta del Sol de Madrid, aunque sea por la televisión. El lugar elegido para retransmitir el cambio de año seguro que está en muchos de vuestros rankings sobre ‘cosas que hacer antes de morir’. Además, poco a poco se ha ido consolidando una celebración adicional: ‘las preuvas’ o lo que es lo mismo, participar en el ensayo de la noche del 30 de diciembre.
Puerta del Sol de Madrid (Flickr)
2.      El día de la Lotería de Navidad en Sort
Con permiso de la Administración de Doña Manolita, la verdadera fiesta del 22 de diciembre (celebración del sorteo de la Lotería de Navidad) tiene lugar en Sort, que en castellano significa ‘Suerte’. Un día de celebración porque son pocas las ocasiones que los números dan la espalda a alguno de los décimos vendidos en la famosa ‘La Bruixa D’Or’.
Logo de La Bruixa D´Or
3.      El Belén de Beas (Huelva)
Belenes hay muchos a lo largo de la geografía española pero, sin duda, uno de los más espectaculares es el Belén viviente que se instala en la localidad de Beas (Huelva). Reproduce 30 escenas bíblicas en más de 1.500 metros cuadrados. ¡Ya tiene más de 40 años a sus espaldas!
Belén viviente de Beas, Huelva (Fuente: huevaya.es)
4.      El otro Papá Noel (Navarra)
Están Papá Noel, los Reyes Magos… y el Olentzero, o lo que es lo mismo un personaje bonachón al que le encanta comer y beber que acude todos los años a hacer regalos a los niños de Navarra y País Vasco. Dice la tradición que el resto del año vive aislado en los bosques de estas regiones.
Figura del Olentzero (Flickr)
5.      … O el Apalpador gallego
Al igual que el Olentzero es un personaje que vive en las montañas (de O Courel) aunque, en este caso, es carbonero de profesión. Su nombre se debe a que las noches del 24 y 31 de diciembre ‘palpa’ las barrigas de los niños y les deja castañas y regalos (en función de los kilos que pesen).
Representación del Apalpador gallego (Flickr)
6.      Folclore en Braojos de la Sierra (Madrid)
Cantemos todos juntos: ‘ a Belén, pastores…’. ¡Ya estás preparado para acudir a la Pastorela de Braojos de la Sierra! Aunque los protagonistas de este evento con más de 700 años de historia son las danzas pastoriles y el folclore. Una tradición navideña que deberías de marcar en rojo en tu calendario.
Pastorela de Braojos de la Sierra, Madrid (Fuente: abc.es)
7.      La Misa del Gallo en Mallorca
El conocido como el ‘canto de la Sibila’ tiene una carta de presentación a la que poco más podremos añadir para convencerte: es Patrimonio Inmaterial de la UNESCO. Tiene lugar durante la misa del Gallo y corre a cargo de un personaje que profetiza el Juicio Final vestido con una túnica, un casco y una espada.
Canto de la Sibila en Mallorca (Fuente: paraula.org)
8.      Cantando por las calles de Canarias
En Canarias han adaptado la tradición de cantar villancicos a cambio de un aguinaldo por grupos musicales que recaudan dinero para celebrar misas en honor de los difuntos. Se conocen con el nombre de Ranchos de Pascua y ya se han convertido en una tradición navideña, especialmente en la localidad de Teguise.
Rancho canario (Fuente: bienmesabe.es)
9.      La Cabalgata de Granada
Probablemente las habrá más numerosas y con mayor presupuesto pero la Cabalgata de los Reyes Magos de Granada ha sabido mantener la espectacularidad en sus casi 200 años de historia –lo que la convierten en la segunda más antigua de España-. ¿Te imaginas ver sus artísticas carrozas circulando por una de las ciudades más bellas del mundo?
La tradicional Cabalgata de Granada (Flickr)
10.  ¡Vigila las ramas de Caga Tió!
Una de las tradiciones navideñas en Cataluña es pagana, o al menos en su origen. Se trata de un tronco que los padres regalan a sus hijos y al que le dibujan ojos, cejas, nariz, le tapan con una manta para que no coja frío y le coronan con la típica barretina catalana. Los pequeños de la casa le dan de comer confiando en que, cuando le golpeen con un bastón el día de Nochebuena, éste les escupa muchas golosinas.
Uno de los populares Caga Tió catalanes (Flickr)

No hay comentarios:

Publicar un comentario