Para los buenos momentos, GRATITUD. Para los malos, ESPERANZA. Para cada día una ILUSION y siempre, siempre... FELICIDAD. ¡Feliz Navidad y que el nuevo año haga realidad tus sueños!

Buscar en este blog

jueves, 26 de diciembre de 2013

El origen pagano de la Navidad

¿Conoces el origen pagano de la Navidad?
 
Un año más estamos inmersos en las fiestas navideñas. Esos pocos días del año en que todos nos hacemos propósitos de enmienda, aflora nuestra vena solidaria o queremos paliar los desarreglos de nuestra vida cotidiana. Deseos espirituales o materiales, deseos generosos o egoístas. De diversas naturalezas pero siempre deseos. Y es que dicen, la Navidad es la época de la ilusión y de la magia.
 
Recordemos que para las antiguas civilizaciones la Magia era el Magno Conocimiento, el Gran Conocimiento, una natural aplicación de las Leyes de la Naturaleza. Un contacto permanente entre el hombre y su entorno... nada que ver con la idea que hoy tenemos de la magia, más cercana a la imagen de un conejo saliendo de una chistera, que a cualquier otra cosa... Éste es un ejemplo de cómo las palabras y los conceptos se van adulterando con el tiempo hasta perder su verdadero significado.
 
Algo parecido ocurre con la navidad. Todos hemos asimilado las tradiciones que conocemos desde niños aceptando el origen cristiano de estas fiestas. Pero ésta es sólo una de sus caras... ¿conocemos el origen pagano de la Navidad?

Las Saturnalias
 
Al grito de ¡Io Saturnalia! comenzaban en Roma las fiestas más esperadas e importantes del calendario romano: las Saturnalias.
 
Estaban dedicadas al dios Saturno, dios de la agricultura, y se celebraban del 17 al 23 de diciembre.
 
Suponían el final de la siembra de invierno, el momento en que los esclavos y sirvientes podían descansar de sus quehaceres cotidianos. El 17 de diciembre se celebraba un banquete frente al Templo del dios Saturno, en el Foro romano, que suponía el pistoletazo de salida para unos días de auténtica celebración popular. Durante estas fiestas, los romanos se entregaban a los excesos alimenticios (igual que hoy en nuestra actual Navidad), visitaban a los amigos y familiares intercambiando regalos y, lo más curioso, los señores y sus sirvientes intercambiaban los papeles siendo por unos días el amo servidor y el esclavo señor.
 
En las Saturnalias, las casas se adornaban con plantas verdes y todas las celebraciones se realizaban a la luz de las velas, simbolizando la lucha de la luz contra las tinieblas.
 
Las Saturnalias terminaban con la celebración del nacimiento del Sol Invictus, el Sol que renace de sus cenizas o más específicamente, el sol que no muere. Y es que la Festividad de las Saturnalias coincidía en el calendario solar con los días más cortos del año, que son los últimos días del otoño, cercanos al Solsticio de Invierno; es cuando la oscuridad se impone a la luz y el sol, alegóricamente, muere. Astrológicamente coincide con la entrada del Sol en el signo de Capricornio.

El 24 de diciembre y el dios Mitra

Dios de origen persa, muy venerado entre las legiones romanas, Mitra era una divinidad solar cuyo día de culto era el domingo, día del Sol.
 
El emperador Diocleciano proclamó el 25 de diciembre día festivo dedicado a Mitra aunque luego esta festividad sería prohibida por Teodosio en el año 394 d.C.
 
Esta divinidad está muy relacionada con el Solsticio de Invierno que se produce el 21 de diciembre. Según la mitología, Mitra lucha contra las tinieblas y durante tres días permanece en los infiernos, "naciendo" de nuevo el 24 de diciembre, día en que la luz comienza a ganar horas a la oscuridad.
 
En Roma su culto se celebraba el 25 de diciembre y suponía el final de la Festividad de las Saturnalias.
 
Existen muchas similitudes entre los cultos cristianos y los mitraicos. Mitra también fue adorado por pastores al nacer, lo que hizo en una cueva. En el culto mitraico existen dos sacramentos importantes: el bautismo y el banquete sagrado, que se celebraba con pan y agua mezclada con vino y miel (hidromiel). También su doctrina pregonaba el amor hacia los pobres.
 
El final de las Saturnalias suponía el inicio de otra festividad de estas fechas: el Festival de la Sigillaria en el que los niños eran los protagonistas y solían recibir regalos.

Año Nuevo: las Calendas de enero y la festividad del dios Jano

Jano era el dios romano de los Inicios y a él estaban dedicados los días 1 de cada mes, es decir, las Calendas. Durante las Calendas de Enero se invocaba al dios Jano para que consagrase el nuevo año y lo tornase fructífero; no era exactamente una fiesta sino más bien un ritual o ceremonia en la que los romanos hacían ofrendas de pan y vino al dios Jano.
 
También en este día se solían hacer regalos y se promovían los sentimientos de perdón y amistad hacia los amigos. Los primeros regalos del Año Nuevo romano consistían en ramas cortadas de árboles sagrados, aunque luego fueron evolucionando y cambiando su naturaleza que, en algunas ocasiones, llegó a ser monetaria.

Con la proclamación del Cristianismo como nueva religión oficial del Imperio, llevada a cabo por el emperador romano Constantino I, los antiguos cultos paganos fueron reemplazados por las costumbres del nuevo credo. Aunque sólo han cambiado de forma y tal vez de nombre, pero siguen presentes en el inconsciente colectivo que año tras año celebra la llegada de la Luz y su Victoria sobre las sombras.
 

Planes gratis y baratos para Navidad en Madrid

Aquí tenéis unos poquitos planes de navidad para los meses de diciembre y enero empezando por mañana!
 
Descárgate en Pdf la lista de Planes de Navidad Gratis en Madrid
 
 
 

Cuatro destinos europeos para Navidad / 5 destinos para pasar la Nochevieja

Cuatro destinos europeos para Navidad

Londres
Nueva York suele ser uno de los destinos turísticos preferidos durante las fiestas de Navidad. Las luces, los rascacielos, Central Park, el árbol gigante en el Rockefeller Center, el fin de año en Times Square y las innumerables tiendas para ir de compras atraen a los turistas al otro lado del Atlántico.
Pero no hace falta gastarse tanto dinero en aviones ni perder tanto tiempo entre la ida y la vuelta. En Europa se puede disfrutar de otros destinos a la altura de Nueva York, o más si cabe.

París

Cuando Francia le dio a Estados Unidos la Estátua de la Libertad para que la pusieran en el puerto de Nueva York como símbolo visible de su recién conseguida independencia, se quedaron con una copia para ellos mismos. La versión francesa es idéntica a la americana, pero mucho más pequeña. Se puede ver a orillas del río Sena, en los jardines de Luxemburgo.
Paris
París

París es una de las cunas culturales del mundo y el origen de la historia moderna y la cultura occidental. Desde el Arco del Triunfo y recorriendo los Campos Elíseos, podemos respirar la grandeza de los siglos pasados al contemplar el Gran Palacio, los jardines de las Tullerías, y la Plaza de la Concordia y el museo del Louvre. Al otro lado del Sena, pero vista desde cualquier punto de la ciudad, se levanta la Torre Eiffel. Una ocasión magnífica para ver una panorámica de la ciudad desde el símbolo de la arquitectura del hierro y uno de los monumentos más visitados de todo el mundo. Y en el mismo río, en una isleta, la Catedral de Notre-Dame.

En defintiva, se trata de una ciudad emblemática y con una gran variedad cultural para visitar con la pareja en una escapada romántica, o en familia para llevarnos un pedazo de la historia con nosotros.

Frankfurt

En Frankfurt la modernidad y la tradición se entremezclan. Tras la segunda Guerra Mundial tuvo que ser reconstruída, y desde entonces se ha convertido en una ciudad de contrastes donde diferentes culturas conviven en armonía.
La vista de esta ciudad alemana no tiene nada que envidiar al skyline de Nueva York. Bajo la luz de la Luna y a bordo de un barco en el río Main, podemos contemplar el perfil de los rascacielos de Frankfurt como si se tratara de la bahía de Manhattan. De hecho, la Torre Millennium (en construcción) está pensada para ser el edificio más alto de Europa con 369 mentros, doce menos que el Empire State Building.



Frankfurt
Ofrece experiencias únicas para ir en familia. El Museo de Ciencias Naturales alberga exposiciones de dinosaurios que seguro deleitan a los más pequeños. Otras estampas navideñas que se pueden disfrutar en Frankfurt son un paseo por el Jardín botánico de las Palmeras (de los parques más grandes en Alemania) y el zoo, uno de los más antiguos del mundo. Para un toque más cultural, hay multitud de museo entre los que destaca la antigua casa del poeta Goethe y el museo de arte que lleva su nombre. Y no nos podemos marchar sin degustar su gastronomía: salchicas enormes, codillo, patatas, y sobre todo, cerveza.

Estocolmo

Si las calles y parques nevados son uno de los encantos que tiene Nueva York en Navidad, en Suecia no se quedan atrás. La capital sueca está compuesta de varias islas y más de la mitad del territorio es agua, algo similar a lo que ocurre en Manhattan, donde el agua nunca queda a más de dos kilómetros de donde estés. El entrante que crea el mar en la ciudad evoca los míticos canales venecianos. Incluso se puede disfrutar de las vistas de la ciudad desde un restaurante panorámico ambientado como una gran góndola.



estocolmo
Estocolmo es una alternativa a las grandes capitales masificadas. En ella es posible disfrutar de la amplia variedad de oferta cultural de cualquier capital europea, a la vez que disfrutamos de unos días relajados y alejados del estrés de la rutina. El Palacio Real, el Ayuntamiento y las expléndidas vistas de la ciudad vieja desde su torre, el museo de los premios Nobel, o disfrutar de un paseo en barco por las distintas islas son algunas de las posibilidades que encontrarán los turistas en esta ciudad.

Londres

Si lo que nos llama la atención es la posibilidad de mejorar el inglés y estar en una gran ciudad, Londres es nuestro destino. Cerca de ocho millones de personas, uno menos que en la gran manzana, conviven en una gigantesca red de metro, trenes e interminables avenidas.



Londres
Londres
El museo de cera Madame Tussaud tiene un hueco tanto en Londres como en Nueva York, Hyde Park está más que a la altura de Central Park, como el puente de Londres con el puente de Brooklyn, Oxford Street está inundada de comercios para todos los bolsillos, y Picadilly Circus es como estar en un rincón de Trafalgar Square. Pero la capital británica tiene más de lo que podemos encontrar al otro lado del charco.

La democracia más antigua de Europa cuenta con el Palacio de Buckingham y con el de Westminster como pilares de su sociedad. Además, al lado de este último se encuentra el Big Ben. Todo ello se puede observar además desde lo alto del London Eye, una gran noria en la orilla del Támesis.

5 destinos para pasar la Nochevieja

5 destinos para pasar la Nochevieja

La Nochevieja es una fecha señalada que bien merece la pena disfrutar en profundidad. Lejos de las tradicionales fiestas, muchos destinos ofrecen singulares ofertas con las cuales pasar un fin de año inigualable. Además, en cada rincón del mundo se lleva a cabo de una manera diferente, de acuerdo con su tradición e historia.

Así, por ejemplo, podemos comer las típicas lentejas que se sirven en Italia a la hora de cenar o estrenar prendas de color rojo, como sucede en Venezuela. Sin embargo, otras actividades aúnan a una gran número de naciones como laquema de muñecos, los cohetes artificiales o las fiestas en la playa.

Edimburgo

Edimburgo es una hermosa ciudad llena de encanto. A lo largo del año sobresale como uno de los más solicitados. Sin embargo y a pesar del frío, sus turistas prefieren la época de Navidad para conocer un poco mejor este mágico lugar. En parte, ello es debido a sus festejos únicos en todo el planeta.

Su festividad es nombrada Hogmanay y aunque posee pequeñas diferencias entre las distintas regiones, suelen espectáculos con bolas de fuego en las calles, muchas de las cuales terminan siendo arrojadas a los puertos;teatrillosdesfiles y conciertos. Cada año, ciento de miles de personas viajan hasta aquí para ver la fantástico ceremonia.

5 destinos para pasar la Nochevieja

5 destinos para pasar la Nochevieja

Tokio

Una de las culturas que más nos puede llamar la atención es la hallada en la parte oriental de Asia. Una muestra de ello es la avanzada capital de JapónTokio. Sus impresionantes progresos en tecnología y desarrollo permiten contemplar una de las celebraciones más llamativas e interactivas que existen, junto a la milenaria tradición nacional.

La última noche del año es llamada O-misoka y es famosa por tomar los fideos denominados toshi-koshi en compañía de los seres queridos. Al igual que en otros lugares, se lleva a cabo una serie de campanadas, no obstante, en esta ocasión suman un total de 108, como señal de los defectos del ser humano. En cuanto a las calles, dispone de una sobrecogedora iluminación en todo tipo de fachadas y esculturas a lo largo de la ciudad.

5 destinos para pasar la Nochevieja

5 destinos para pasar la Nochevieja

México D. F.

La capital de México es otro de las propuestas más interesantes, no sólo para esta fecha sino para toda la Navidad y, es que en este país existe una larga tradición, con variados festejos y supersticiones que se deben realizar durante esta noche. Algunas de ellas fueron incorporadas de otras naciones y otras tantas permanecen inalterables con el paso de los siglos.

Una clásico que no puede faltar son las piñatas, de diversas formas y en todo tipo de tonalidades. Posteriormente son rotas con palos para extraer los dulces. Los fuegos artificiales también toman un papel protagonista. Algunas personas toman doce uvas a medianoche. Igualmente, en los días previos se llevan a cabo Posadas, que son representaciones del Nacimiento de Jesús.

5 destinos para pasar la Nochevieja

5 destinos para pasar la Nochevieja

Sidney

En contraposición al frío que se sufre en el hemisferio Norte encontramos las tranquilas y cálidas playas de Sidney, la metrópoli más habitada de Australia. Durante todo el mes las temperaturas son suaves y permiten tener un agradable clima, lo que desemboca en celebraciones a la orilla del mar.

Los castillos pirotécnicos son lanzados desde la bahía y desde el Puente de Sydney, lo que provoca una imagen espectacular con su reflejo sobre agua. Tras su finalización, cientos de barcos navegan por sus aguas y otros tantos surfistas comienzan a cabalgar las olas. Igualmente, se organizan conciertos al aire libre y las discotecas se llenan de gente joven.

5 destinos para pasar la Nochevieja

5 destinos para pasar la Nochevieja

Berlín

Otra de las grandes concentraciones que podemos observar es la que tiene lugar cada año en Berlín. Los mercadillos llenan las plazas de esta enorme ciudad. En ellos es posible encontrar todo tipo de regalos y souvenirs para nuestros familiares y amigos. Asimismo, las iglesias comienzan su conciertos navideños con temas populares.

Frente a uno de sus monumentos más representativos, la Puerta de Brandenburgo, se organiza una descomunal pista de patinaje sobre hielo en la que tienen cabida cientos de personas. Para entrar en calor, nada mejor que un vaso de vino dulce caliente o chocolate. En cuanto a la cena de Nochevieja, el ganso y la oca suelen abundar en los platos principales.

5 destinos para pasar la Nochevieja

5 destinos para pasar la Nochevieja


miércoles, 25 de diciembre de 2013

¿Feliz Navidad?

Esther Vivas
 
“Feliz Navidad, feliz Navidad, feliz Navidad, próspero año y felicidad” dice la canción. Y yo me pregunto, ¿feliz Navidad? ¿Seguro?
 
Me resulta difícil imaginar unas felices fiestas para los casi seis millones de parados, para esas 532 familias que son desahuciadas diariamente, para los doces millones de personas que viven en situación de pobreza, para los cuatro millones que no pueden pagar ni la luz ni la electricidad. ¿Próspero año nuevo cuándo cuatro de cada diez parados no reciben ningún tipo de ayuda económica? ¿Cuándo se calcula que más de un millón de personas no tienen qué comer o tres millones viven en la calle?
 
Pero, ¡es Navidad! Olviden su presente: “Aquí está la navidad, pon tus sueños a jugar“. Y si no murieron de miedo tras ver el anuncio, qué mejor que comprar un boleto de la Lotería Nacional e invertir su dinero, aunque sea poco, en el juego. Millones de euros en premios. ¿Qué haría usted si le tocara el Gordo? Sueñe, aunque la probabilidad de que eso pase sea la de una entre cien mil. Y si no le tocó, tiene otra oportunidad con la Lotería del Niño o espere al año que viene y juegue de nuevo.
 
Nos cuentan que la Navidad es amor, compartir, afecto, dicha, reencuentro. Es ese hijo que “vuelve a casa vuelve por Navidad“, si puede, como los turrones. O ese otro que aparece por sorpresa tras la puerta, extrañando el olor a café, “el aroma que nos une“. Como dice el anuncio: “Desde que empezó la crisis, más de un millón de jóvenes han tenido que abandonar el país. Lo afirma la misma multinacional, que como muchas otras, precariza el empleo, nos deja sin trabajo, pero que ofrece a sus clientes coleccionar tickets de compra y entrar en un sorteo de 600 vuelos para “reencontrarte con tus seres queridos”, forzados a emigrar, para que vuelvan a casa porque es… Navidad.
 
Y como son fiestas nos tenemos que sentir orgullosos de este país. Olvidemos la crisis. “Hazte extranjero nos dicen“, los que ya nos tienen acostumbrados cada año para estas fechas a apelar a nuestro corazón. Si el año pasado fue El currículum de todos el que, de la mano de Fofito, llamaba al “orgullo nacional” con los logros de la patria (desde los premios Nobel, a los ganadores de los Óscar hasta los Iaioflautas y la lucha antidesahucios -que el marketing no olvida a nadie) y el anterior apelaba a Que los malos tiempos no nos quiten la sonrisa“, con los supuestos grandes de la comedia española reunidos ante la tumba de Miguel Gila, ahora llega el turno a la “marca España”. Crisis, ¿qué crisis? ¿Qué en el Estado español sea donde hay mayor desigualdad de toda la eurozona? ¿Que aquí los ricos ganen siete veces más que los pobres? ¿Qué una de cada cinco personas viva por debajo del umbral de la pobreza? No importa, como dice el anuncio, “que nada ni nadie nos quite nuestra manera de disfrutar de la vida”. Venga, ¡a estar contentos de que nos roben, desahucien, dejen sin empleo y sin ahorros! Spain is different.
 
Disfruten de las fiestas, si pueden. Es Navidad.
 

La tarjeta navideña de Banksy

El afilado talento del británico Banksy siempre presente: la polémica postal navideña del más famoso artista callejero.
 
 
Ya es costumbre que cada vez que Banksy estrena una pieza especial, termine ‘viralizándose’ en la Red. A pesar de su hiperpopularidad, la cual podría fácilmente resultar un tanto cansina, lo cierto es que el ingenio del hijo pródigo de Bristol generalmente termina por reconquistar a sus críticos.
 
Hablamos de su tarjeta navideña, la cual, si bien fue creada en 2005, cada año resurge en la colectividad digital, y como la problemática que aborda sigue sin resolverse, entonces la imagen mantiene su vigencia. La pieza se trata de una fina sátira política en torno al conflicto entre Israel y Palestina (por cierto, éste es uno de los tópicos más recurrentes en la obra del inglés). La imagen muestra a José y María, que en su camino a Belén (lugar de nacimiento de Jesucristo y que actualmente es parte del territorio palestino) se encuentran con el gran muro que Israel ha colocado para acorralar a los palestinos. 
 
Una imagen vale más que mil palabras. Banksy lo sabe. Feliz Navidad
 
 

¡Disfrutad de la Navidad, aunque seáis ateos!


El portal de Belén, precintado por desahucio....y otras cuestiones

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

DIOSES NACIDOS EL 25 DE DICIEMBRE



-Horus c. 3000 BCE - también nacido de una virgen en un pesebre. Su nacimiento fue anunciado por una estrella. Su padre se llamaba José y su nacimiento fue atendido por tres hombres sabios, etc. etc.

-Osiris c. 3000 BCE - se le consideraba parte de un t
rio, como la santísima trinidad. Su llegada fue anunciada por tres hombres sabios. Su carne se comia en forma de pan. Del culto de Osiris surgen muchas frases de la Biblia.

-Krishna c. 1400 BCE - nacido de una virgen y su padre era un carpintero. Su nacimiento fue anunciado por una estrella y atendido por tres reyes magos. Perseguido por un tirano que ordenó el asesinato de miles de infantes. Tenia doce discipulos y murió en un arbol o crucificado entre dos ladrones.

-Zarathurstra c. 1000 BCE - nacido de una virgen, bautizado en un rio. Su ministerio comenzó a los 30 y era seguido por 12 discípulos.

-Mithra de Persia c. 600 BCE
-Buddha c. 563 BCE
-Heracles c. 800 BCE
-Dionisio c. 186 BCE
-Tammuz c. 400 BCE
-Adonis c. 200 BCE
-Hermes
-Bacchus
-Prometeo

sábado, 21 de diciembre de 2013

Curioso desfile de pingüinos navideños en Corea del Sur

Un parque de atracciones de Corea del Sur organizó un desfile de pingüinos vestidos con atuendos navideños.

"Todos nos hemos disfrazado para poder alegrar a nuestros visitantes y así poder dar un poquito de ambiente festivo de fin de año", digo la encargada, Seo Da-yeon.

Los pingüinos navideños recibirán a sus visitantes hasta fin de año.

 

Uruguay en Navidad

Uruguay en Navidad
 
Aunque España e Italia tienen una gran afinidad con Uruguay (se estima que más del 40% de los uruguayos descienden de estas dos nacionalidades) las navidades en Latinoamérica tienen una diferencia destacada por encima de las europeas: el calor. En el cono sur, las temperaturas en diciembre pueden llegar a alcanzar los 40 grados, invitando a las fiestas al aire libre y a los chapuzones a la luz de la luna para celebrar la Navidad.

Más similitudes que diferencias hay en las formas de celebrar las fiestas navideñas entre los españoles y los uruguayos, pero las segundas son quizás más sorprendentes, empezando por el propio día de Nochebuena. Una jornada que para muchos charrúas empieza el 23 de diciembre, momento en el que se dejan los trabajos o los estudios y se desfila hacia las casas de amigos o familiares, se compran los alimentos y los últimos regalos, y se comienza con los típicos rituales de estas épocas. Es especialmente curioso ver cómo bailan y cantan villancicos en las principales y abarrotadas playas uruguayas.

Uruguay en Navidad
 
Ya el día 24 de diciembre, por la noche, destacan los fuegos artificiales en todo el país. Tracas y petardos amenizan la velada a la vez que disimulan la llegada de Papa Noel. Cabe destacar que en Uruguay es normal comprar un regalo para cada uno de los integrantes de la mesa con la que vas a compartir la cena, por lo que a veces el número de paquetes amontonados debajo del árbol puede ser muy alto, para alegría de los más pequeños de la casa.

Aunque el pan dulce, el panettone a la Genovesa o la Torta Pascualina calman el hambre de los comensales junto a turrones y alfajores, no es hasta después de abrir los regalos que los uruguayos cenan. Muchas familias también amenizan la espera con la llamada 'picadita', un compendio de fiambres, queso, whisky, vino, refrescos, zumos y pedazos de cordero a la parrilla, pero el plato fuerte se degusta junto a los regalos ya abiertos: lechón asado con ensalada rusa u otro condimento fresco. Un festival de carne que hace honor al producto más demandado dentro de la despensa uruguaya.

Después del ritual cárnico, los invitados siempre suelen brindar por la Navidad, bien con sidra, signo claro del poso cultural español, o con alguna otra bebida tipo 'medio y medio' (mitad vino espumoso dulce, mitad vino blanco seco) en la que se viertan tres gotas de agua de rosas, como símbolo para incentivar el amor.


Amsterdam en Navidad

Amsterdam es un magnífico lugar situado en el norte de Europa, con salida al mar del Norte, siendo la capital de los Países Bajos. Generalmente, a este país se le conoce con el nombre de una de sus regiones más destacadas, Holanda.

Igualmente, su idioma oficial es el neerlandés, considerado uno de los dialectos más difíciles del mundo. Su enorme turismo es siempre bien acogido por sus cálidos habitantes, quienes podrán disfrutar de la tradición europea mezclada con sus influencias procedente de todas las partes del mundo.
 Amsterdam en Navidad
 
Esta sorprendente metrópoli es apodada la 'Venecia del norte' debido a su multitud de canales, los cuales son especialmente aconsejables visitar en diciembre, ya que se hielan por completo. Su estampa durante los meses de invierno es fascinante, cuenta con una blanca capa de nieve que cubre su verde paisaje.

La tradición cuenta que 'Sinterklass', San Nicolás, el mágico personaje legendario, trae regalos a los niños desde España. Su celebración se da el día 5 de diciembre y es común llevar a los más pequeños a ver su llegada a la Estación Central de trenes. Una vez sale a las calles monta en su inseparable caballo blanco e inicia un desfile por toda la ciudad.

La costumbre de dejar el zapato al lado de la chimenea para que te recompense con obsequios se remonta a las dádivas del siglo XV. Así, su ayudante Pedrito el Negro baja por ella grácilmente para colocar los presentes y volver a marcharse sin ser visto.

Amsterdam cuenta con una gran cantidad de puestos de mercadillo en los que comprar cualquier tipo de objeto navideño. De hecho, es frecuentemente mencionado como el mejor sitio para obtener cosas relacionadas con esta festividad. Es más, esta época del año se vive con tanto entusiasmo por sus habitantes que durante los doce meses del año una tienda permanece abierta, exclusivamente vendiendo todo tipo de motivos navideños. Se encuentra enfrente del famoso 'Mercado de las Flores'.

 Amsterdam en Navidad
 
Como no, con sus canales helados y sus aceras cubiertas de blanco, una de las actividades más comunes es salir a patinar sobre hielo. La urbe dispone de un gran número de pistas habilitadas para pasar un rato agradable en compañía de nuestras familias y amigos.

Durante este último mes, podremos ver innumerables conciertos, todos ellos gratuitos. Un lugar de referencia para admirarlos en la Iglesia San Nicolás, situada enfrente de la Estación Central. Su enorme bagaje artístico nos permite disfrutar de una gran variedad de exposiciones de todo tipo, música clásica, pintura, más que recomendable es el Museo van Gogh, cine, arquitectura, etc.

El broche final es el Circo Mundial de la Navidad con actuaciones musicales, humor, espectáculos con animales, acróbatas, payasos y una larga lista más de funciones en el centro de esta inigualable ciudad.

 Amsterdam en Navidad
 


El Espíritu de la Navidad te recuerda que hay otros números en juego.



El espíritu de la Navidad viene a recordarte que eres afortunado, mucho más de lo que crees, porque formas parte de la primera generación que puede acabar con la lacra del hambre. Hay otros números en juego, no lo olvides. Entra en http://www.otrosnumeros.org/
 


miércoles, 18 de diciembre de 2013

Felicitación 2013 - El Jueves

Lo que nos nos mata, nos hace más fuertes. Pues en este país, con el 2013 que llevamos, nos metemos todos a culturistas.

¡Felices fiestas y a por 2014 con un cuchillo en los dientes!

 

Madrid: 6.000 'Papás Noel' corren para conseguir regalos de navidad

En Madrid, más de 6.000 personas vestidas de Papá Noel y de elfo participaron en un carrera con fines benéficos. Personas de todas las edades superaron una distancia de 5,5 kilómetros por la Castellana, una de las calles más anchas y largas de Madrid. Con el dinero recaudado con el maratón, los organizadores comprarán regalos para niños de todos los rincones de la Tierra.
 

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Londres en Navidad

londres
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Londres es una de las más grandes ciudades de Europa. Capital de Inglaterra y de Reino Unido. Se encuentra situada al sureste del archipiélago británico, bordeada por el río Támesis. Como muestra de su enorme conglomeración uno de sus aeropuertos, Heathrow, tiene el mayor tráfico internacional de toda Europa.
 
londres
 
Esta sorprendente urbe tiene una destacada cantidad de monumentos y sitios de interés turístico. Así encontramos que en el centro, en el denominado 'Gran Londres' podemos ver cuatro 'Patrimonios de la Humanidad'. La Torre de Londres, la Abadía de Westminster, el Real Jardín Botánico de Kew y el centro histórico de Greenwich.
 

Qué visitar

Londres tiene una gran cantidad de puntos de interés turísticos, quizá el más destacado sea el Museo Británico. Este inmenso edificio recoge información de campos tan diversos como arqueología, arte o historia. En él se exponen más de siete millones de objetos.
 
Otras colecciones que también sobresalen son las expuestas en el Museo de Ciencias y en el Museo de Historia Natural, ambos situados en Kesington, en la calle 'Exhibition Road'. Otros dos galerías muy próximas entre sí, son el Museo Marítimo Nacional y el Real Observatorio de Greenwich.
 
Cambiando totalmente de registro, un lugar imprescindible por el que perderse es 'Chinatown', una ciudad dentro de Londres. El barrio chino se encuentra en la Avenida Shaftesbury, no sólo en él habitan los inmigrantes provenientes de Asia, sino donde se alojan sus comercios, restaurantes y se dan las celebraciones típicas como el Año Nuevo Chino.
 
Los recintos para conciertos, teatro y cines se sitúan en la parte histórica, en las orillas del río Támesis. Cerca del famoso Puente de Londres. A sus extremos se pueden encontrar varios monumentos, uno de ellos es el levantado en conmemoración del Gran Incendio, otro destacado es la Catedral de Southwark, edificio de estilo gótico del siglo XIII.
 
londres
 
Una de las mayores curiosidades que tiene Londres es su 'London Eye', la mítica noria en el centro de la urbe, en una de las orillas de río. Con la llegada de la Navidad se ilumina con vivos colores, y es que las bombillas cobran un importante protagonismo.
 
londres
 
Lo mismo sucede en su plaza más celebre, Trafalgar Square, acoge cada año el majestuoso árbol de Navidad, regalo de Suecia con motivo de su apoyo en la Segunda Guerra Mundial. Próximo a él se encuentra una gran cantidad de tenderetes y puestos formando el Mercado Navideño, en el que podemos comprar todo tipo de objetos con motivo de esta festividad.
 
La música también es un componente muy sobresaliente, por sus calles podremos escuchar campanas y villancicos, especialmente en las iglesias de San Martín y San Pablo, donde organizan conciertos gratuitos.
 
Sucede lo mismo en Oxford Street, pero en este distrito, la música procede de los grandes almacenes que hacen su agosto en esta época del año. Este mítico paseo acoge más de 300 tiendas, lo que la transforma en la calle comercial más grande del mundo.
 
En la famosa Westminster, con el Palacio, en el cual se sitúa el Parlamento, la Torre de Londres y el Big Ben; y la Abadía, veremos una postal maravillosa e imprescindible. Teniendo la oportunidad de visitarla en barco en un recorrido por el Támesis. Además, al lado se sitúa una pista de patinaje.
 
Las pistas de patinaje se amontonan por toda la ciudad. El más valorado es el enorme recinto de 'Winter Wonderland', en Hyde Park, con 1.400 metros cuadrados. Prácticamente todas las zonas destacadas de Londres tienen contigua un recinto habilitado con este fin.
 
El día 26 de diciembre es un momento de gran valor para los ingleses, ya que se celebra el 'Boxing Day'. Es decir, su día de limosnas y aprensión hacia los más necesitados. Las familias reparten todo tipo de cosas por una buena causa, juguetes, comida, ropa, etc.
 
Los restaurantes y los establecimientos de venta de comida cierran durante esta jornada, salvo los de comida rápida, ya que se supone que se debe aguantar con lo que haya sobrado de la comida y cena del día de Navidad, para no derrochar.
 
En esta fecha también se pueden encontrar grandes ofertas si vamos a realizar las compras navideñas. Son famosos sus descuentos, pero si una marca tiene fama, esa son los Almacenes Harrods en el centro de Londres. Esta prestigiosa empresa cuenta con un edificio de siete plantas con un total 5.000 empleados y más de 300 departamentos.
 
Su sección de Navidad, con su propio Papá Noel es un punto turístico de interés. Cientos de niños hacen cola para entregar la carta a este mítico personaje. Por la noche, su alumbrado sobrecogedor resalta a lo largo de toda la calle con sus más de 11.000 bombillas.
 
El día de Año Nuevo se celebra la cabalgata de la ciudad, donde los más pequeños pueden disfrutar de su largo recorrido y su multitud de carrozas, pudiendo encontrar en ellas personajes Disney. A media noche, sus fuegos artificiales iluminan la oscura ciudad.
 
londres
 

Gastronomía típica

En esta época del año abundan los dulces, especialmente el 'Christmas pudding', tomado el día de Año Nuevo. Suele estar elaborada con frutas, generalmente, con cerezas o ciruelas. Esta receta casera varía en función de cada familia, pudiendo degustarlos con brandy, naranjas o moras, entre otras opciones.
 
El pastel de 'Brandy Butter' también es muy extendido, realizado a partir de azúcares, mantequilla y brandy. Su textura es más bien dura, sirviéndose además, en frío. Para rebajar esto, se combina su textura con helados o siropes.
 
Otro dulce muy característico de Londres y de toda Inglaterra es el 'Yule log', el tronco de Navidad. Es moldeado con la forma del cuerpo del árbol y con el mismo color. A pesar de ser una especie de bizcocho su textura es más bien compacta, por lo menos la parte exterior.
 
 
 londres
 
londres